OPINION

‘THE SILENCE BREAKERS’

A finales del pasado diciembre, la revista Time designaba personaje del año al movimiento #Me Too que denuncia los casos de acoso sexual. La portada de ese número se ilustraba con diversos rostros de mujeres de todas las razas y edades a las que se denomina como The silence breakers. El grupo de personas, en su inmensa mayoría mujeres, ha roto el silencio que pesaba en ellas sobre los abusos sufridos en su historia personal.

Nos podemos preguntar ¿cuál fue el aldabonazo que sacudió a las mujeres para que rompieran su silencio? Y a esto podemos contestar que se debe al impacto de las redes sociales y al impulso de la actriz Alyssa Milano quien, a raíz de las noticias sobre el escándalo del productor estadounidense Harvey Weinstein y la sugerencia de un amigo, “If all the women who has been sexually harassed or assaulted wrote Me Too as a status, we migth give people a sense of the magnitude of the problem” , tuvo la idea de que las víctimas de agresión sexual hicieran constar que lo eran para concienciar a todos de esta lacra social a  y para ello escribió en Twiter: “Si has sido acosada o abusada sexualmente, escribe ‘yo también’ como respuesta a este tuit”. Y fue impresionante como al día siguiente miles de víctimas de acoso sexual contestaron a su tuit.  Pero no podemos olvidar que, hace unos años en el 2006, la activista Tanara Burke creó el movimiento comunitario Me too para conectar con jóvenes de color que habían sufrido acoso sexual en su comunidad, intentando encontrar la forma de comunicarse y crear confianza con chicas que nunca habían hablado de sus experiencias de violencia sexual y acabar con el silencio de estas mujeres jóvenes.

Burke es una activista estadounidense de los derechos civiles. La frase que ella originó se ha convertido en un movimiento más amplio. Actualmente, Burke es directora senior en la organización de Brooklyn (Nueva York), Girls for Gender Equity, que en 2011 publicó   Hey Shorty!: A Guide to Combating Sexual Harassment and Violence in Schools and on the Streets,  guía para combatir el acoso sexual y la violencia en las escuelas y en las calles, a cargo de Joanne Smith, Meghan Huppuch y Mandy Van Deven y dirigida a profesores, estudiantes, organizaciones, etc.

Tanara está convencida de que la violencia sexual es el único delito que permite al perpetrador marcharse mientras que son las víctimas las que cargan con la vergüenza y, para ella, eso es lo más grave.  Y argumenta que vivimos en una sociedad en la que los hombres condicionan a las mujeres haciéndonos pensar que son de su propiedad o que se deben someter a su voluntad, y las mujeres son educadas socialmente para aceptarlo. Por eso, muchas supervivientes creen que de alguna manera han podido contribuir a que se produjera ese abuso o acoso y les avergüenza haber dejado que pasase… Todos esos factores llevan a las mujeres a guardar silencio. Y esa es la gran tarea que ella desarrolla a través de la concientización y la educación que lleva a la liberación del gran peso que durante años han soportado estas mujeres jóvenes, la vergüenza de haberlo padecido. A su trabajo con Me too lo define no como momento puntual, de moda, sino como una travesía vital en la que está empeñada desde hace años, una travesía en la que las mujeres pertenecientes al mismo portaban en sus camisetas las palabras rompedoras de su silencio: Me too.

Junto a ella, otras mujeres como Soraya Chemaly1  o Alicia Garza2 han colaborado en el crecimiento de Me Too y no podemos dudar de que ha sido impulsado fuertemente en estos últimos meses por la acción de Alyssa Milano que, desde Twiter, ha contribuido a levantar el muro de silencio impuesto a mujeres y hombres que han sufrido esta violencia sexual. El movimiento se ha extendido rápidamente a todos los rincones del planeta por el poder que tienen las redes sociales y, como es natural, por la fuerza del mundo del espectáculo donde se originó esta segunda recreación de Me Too y donde ha tenido un importante seguimiento.  Y en los últimos días de enero hemos podido ver las repercusiones que estos hechos han tenido en los Globos de Oro o en la entrega de los premios Feroz, en España. También ha afectado a otros estratos de la sociedad, porque las diputadas en el Parlamento Europeo han roto el silencio y han denunciado los abusos en este organismo.  El periódico El Confidencial se hacía eco en su portada con estas palabras: “Acoso, el tabú de Bruselas que afecta tanto a eurodiputadas como a becarias”.

Junto a estas noticias, El País del pasado 26 de enero denunciaba cómo el acoso sexual sacude los cimientos del Reino Unido y una periodista descubría la cultura machista y el acoso sexual a las azafatas contratadas en una cena de presidentes para recaudar fondos que beneficiaran a entidades sociales. Y, en esta misma semana, saltaba a los periódicos la condena de 175 años de cárcel al antiguo médico del equipo de gimnasia olímpica estadounidense, Lawrence Larry Nassar, por sus abusos y agresiones sexuales a más de 150 atletas.

El movimiento Me Too puede ser una moda, pero una moda necesaria porque es indudable que está despertando la conciencia de muchas mujeres y liberando sus labios de la mordaza de un obligado silencio.

 

1. Soraya Chemaly es una escritora y activista cuyo trabajo se centra en el papel del género en la cultura, la política, la religión y los medios. Ella es la Directora del Women’s Media Center Speech Project y organizadora de la Coalición de Seguridad y Libertad de Expresión, ambas implicadas en frenar el abuso en línea, los medios y la diversidad tecnológica, y expandir la libertad de expresión de las mujeres.

2. Alicia Garza (nacida el 4 de enero de 1981) es una activista afroamericana y escritora que vive en Oakland (California.  Su temática trata temas tales como la salud, servicios y derechos estudiantiles, derechos de las trabajadoras domésticas, el fin de la brutalidad policial, el antirracismo, violencia contra las personas de color y género.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close