ARTE ARTÍCULOS

DERAIN, BALTHUS Y GIACOMETTI: UNA AMISTAD ENTRE ARTISTAS

La exposición que se presenta en la sala Mapfre de Madrid estuvo el año pasado en el Musée d’Art de la Ville de París donde obtuvo un gran éxito que, al parecer, se va a repetir en Madrid. La exposición presenta una selección excepcional de más de 200 obras (pinturas, esculturas, obras sobre papel y fotografías), de Derain, Balthus y Giacometti, centradas principalmente en los años 1930 a 1960.

El subtítulo de la exposición Una amistad entre artistas explica la unión de las obras de estos tres artistas que, a principios de los años treinta, frecuentaban los círculos surrealistas y que trabaron amistad a raíz de la primera exposición de Balthus en 1935. Eran los años de figuras artísticas tan destacadas como Antoni Artaud, Max Jacob, André Breton, Jean Cocteau, Samuel Beckett, Jean Paul Sartre, André Malraux, Pablo Picasso o Christian Dior, en cuyos círculos se desenvolvían estos tres pintores.

En 1920, Derain, que había vuelto del frente donde había intervenido en las campañas del Somme y de Verdún, tiene 40 años y es ya un artista exitoso. Ese año viaja a Italia donde entra en contacto con el arte antiguo y con Rafael; años después, en 1926, vuelve a nuevo a Italia, esta vez a Arezzo y Florencia donde estudia y copia los frescos de Piero della Francesca, Masaccio y Masolino de los que se presentan algunas bellas copias en la exposición. También Giacometti viaja a Italia aunque se siente más atraído por la estatuaria egipcia o africana, también con representación en esta muestra.

En 1933, Balthus traba amistad con Derain y su grupo, aunque se sienten decepcionados por su orientación figurativa en un mundo que se movía en el fovismo y surrealismo. En estos momentos es cuando Balthus y Giacometti se hacen amigos. Porque hay que tener en cuenta que a estos dos artistas solo les separaban siete años mientras que Derain era unos 20 años mayor. Sin embargo, supieron compartir estudio, modelos, marchantes, admiración y afecto.

Ciertamente que los tres admiran el pasado y “tratan de reproducir exactamente en un lienzo o con barro lo que ven” dándose la circunstancia curiosa de que cada uno tiene (tenemos) una visión distinta de la realidad. Por eso, los resultados son a veces sorprendentes y muy distintos.

La exposición se estructura en seis apartados. En el primero, La mirada cultural, se hace hincapié en lo que los tres artistas tienen en común: la tradición figurativa y las culturas primitivas con obras que mezclan estas influencias. Aquí, entre otras, se pueden ver copias o interpretaciones de Piero della Francesca por Balthus (“la verdadera modernidad está en esa reinvención del pasado”), y varios dibujos sobre esculturas egipcias de Giacometti del que también conviene destacar La mujer que camina. También en este apartado se puede apreciar Le joueur de cornemuse (El gaitero), de Derain.

Se continua con Vidas silenciosas que agrupa bodegones y paisajes de diferentes épocas en los que Derain y Balthus recuerdan a los pintores del siglo XVI con objetos sobre fondos oscuros y por el tratamiento de la luz. Son bellos bodegones en los que los objetos se presentan con volúmenes bien dibujados y con aspecto consistente.

El tercer apartado, El modelo, con retratos de amigos y modelos comunes a los tres artistas, se convierte en uno de los espacios más importantes de la muestra. Son muy bellos los Isabel Lambert y el de la sobrina de Derain (Geneviève à la pomme). También, los cuadros de desnudos femeninos de Derain y Balthus. Los crecientes movimientos feministas han puesto en solfa algunas de las obras de Balthus. Ciertamente que las que aparecen en esta muestra, quizás no muy inocentes, no pueden ser objeto de crítica; los visitantes que se hayan acercado con la idea de encontrar algo morboso, es posible que queden defraudados.

La sala siguiente, Entreacto, introduce en el mundo del espectáculo y muestra trabajos escenográficos y figurines en una época en que las artes escénicas mantienen estrechas relaciones con el mundo de la pintura y la escultura. Aparecen decorados y figurines de Derain y Balthus para obras de Artaud, Camus, Mozart, Rossini… De Giacometti, en general algo descolocado en la exposición, se presenta el escenario minimalista (un árbol) que diseñó para la representación de Esperando a Godot de 1961 en París en comunicación con el autor Samuel Beckett.

Pasamos a El sueño, visiones de lo desconocido, donde se exponen obras con el tema clásico de la mujer tumbada y el sueño -tradición y modernidad-. El mundo onírico de Giacometti aparece con Mujer acostada soñando escultura que expresa la ondulación del cuerpo femenino. Las interpretaciones de Balthus y Derain se nos ofrecen con pinturas de jóvenes durmientes, lánguidas o extáticas, con una actitud de gran dejadez.

Por último, La garra sangría, “reúne las obras que tocan la alarma de un mundo vacilante” donde encontramos varias obras de épocas y motivos variados en las que se nos invita a percibir la compleja relación que tienen los tres artistas con la realidad. Giacometti habla del vacío y de la incapacidad de llenarlo, mientras Derain transparenta cierta angustia y destrucción y Balthus se inclina más por la luz.

Quizás en alguna de las obras, el espectador se sienta un tanto perplejo. Decía Giacometti: “Lo que trato de hacer es reproducir exactamente en un lienzo, o con barro, lo que veo” y a veces lo que veía no era la realidad. Sus bellas esculturas espigadas, con brazos y piernas excesivamente largos expresan su batalla contra la realidad.

En resumen, una amplia muestra de la obra de tres renombrados artistas de la primera mitad del siglo XX, en la que se muestran sus influencias mutuas, sus buenas relaciones y su amistad, cualidades no muy difundidas entre genios.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close