ARTÍCULOS OPINIÓN

“…CONSTRUIR UN MUNDO QUE NO DEJE A NADIE ATRÁS”

Un vaso de agua, un zapato, un libro, una cuenta bancaria, ¿pueden hablarnos sobre la desigualdad? 

“Una cuenta bancaria no es solo un lugar para guardar tu dinero. Es una puerta de entrada a una vida mejor. Es hora de pensar dos veces y abordar las desigualdades”. La campaña Think twice utiliza objetos cotidianos para resaltar las desigualdades que amenazan la vida y que se mantienen en todo el mundo. Y es este tema, comprender la desigualdad para que nadie quede atrás, el que ha sido objeto de análisis y reflexión en la décimo tercera edición de las Jornadas Europeas del Desarrollo (EDD) que se han celebrado en Bruselas los pasados 18 y 19 de junio. En ellas se ha destacado el compromiso de Europa con la construcción de un mundo más justo y sostenible, sostenido en la convicción de que la cooperación es la llave para lograr un cambio real en esa sostenibilidad y en la erradicación de la pobreza donde todos alcancen una vida digna.

Decía el presidente Juncker en el día previo a su inicio: “En estos tiempos turbulentos, la UE es una fuerza para el bien en este mundo y un socio confiable para todos. Somos el mayor donante de desarrollo del mundo, pero esto no es caridad, es inversión. Inversión en crecimiento, empleos y en la construcción de un futuro mejor para los jóvenes de todo el mundo”. Y el Comisionado para la Cooperación Internacional y el Desarrollo, Neven Mimica, agregó: “Abordar las desigualdades es un paso necesario para hacer que nuestra cooperación para el desarrollo sea más eficiente y más significativa para no dejar a nadie atrás”.

En el inicio de las jornadas, Juncker expreso que Europa tenía obligaciones en el mundo y no podía dar la espalda a los que sufren. Que la dignidad es la misma para todos y no cambia según los continentes, pero “la época de la caridad se acabó y necesitamos una relación entre pares que nos aporte beneficios mutuos” y también Stéfano Manservisi, Director General de Cooperación Internacional y Desarrollo de la Comisión Europea definió la desigualdad como “cáncer de la sociedad”. En el programa de RNE, Europa Abierta, decía como este desarrollo  puede ser una oportunidad para Europa y, sobre todo,  en su relación con África y califica la lucha contra la desigualdad como una necesidad de justicia social y comenta que aunque los servicios sean para todos, no alcanza a todos la calidad en los servicios por lo que las desigualdades aumentan.

La finalidad de estas jornadas fue la promoción de la inclusión y la igualdad “como catalizador para el avance hacia el desarrollo sostenible a nivel mundial” y la valoración de la Agenda 2030 y el compromiso de la Unión Europea para abordar estas desigualdades. Temática que se articuló en torno a tres ejes: 

  1. Por qué las desigualdades son importantes para el desarrollo sostenible. 
  2. Comprender las causas estructurales de las desigualdades.
  3. Trabajar mejor juntos mediante políticas más eficaces para hacer frente a las desigualdades.

En el primero se trató cómo esta reducción de desigualdades actúa como catalizador para el crecimiento económico, reducción de la pobreza, creación de sociedades pacíficas, inclusivas y resilientes y el desafío de esta reducción en los países de ingresos medios y bajos.

En el segundo, se trataron las causas estructurales de estas desigualdades: desigualdad de género, de oportunidades, las interrelaciones entre cambio climático, medio ambiente y las desigualdades en salud y educación, etc. y la necesidad de reducir la brecha digital, gestionando la digitalización y la tecnología para un crecimiento inclusivo.

En la superación de las desigualdades los jóvenes tienen algo importante que decir y lo han expresado en estas jornadas donde quince líderes de todo el mundo intervinieron en los debates. Estos jóvenes, de 21 a 26 años, fueron seleccionados entre 404 solicitantes de 99 países y estaban avalados por su rica experiencia en la promoción del desarrollo en sus países de origen: Nigeria, Filipinas, Brasil, Zambia, Esuatini, Ghana, República Democrática del Congo, Benín, Malawi y Perú.

Destacamos algunos perfiles que nos ayudan a la comprensión de su presencia en este foro:

  • Inversión e inclusión financiera: Sandra Ajaja, nigeriana, de 23 años es la fundadora de Fempower Africa, una empresa social cuyo objetivo es enseñar a las mujeres en Nigria y África la tecnología, el liderazgo y el emprendimiento y así ha impulsado la creación de 52 empresas propiedad de mujeres, ha formado a más de 2.000 personas en tres países.
  • Desigualdad de oportunidades: Inota Cheta, Zambia, 26 años, cofundadora de She Entrepreneur una ONG que que forma a las mujeres en educación financiera y espíritu empresarial.
  • Desigualdad en materia de educación y salud: Louison Mbombo, República Democrática del Congo, 23 años. Es fundador de la iniciativa Mbombo contra la malaria, avanzando en la investigación y prevención de la misma, proporcionando educación sanitaria a familias y profesionales de la salud. Su iniciativa ha llegado a más de diez millones de personas desde su creación en 2015 y Akosua Peprah, Ghana, 26 años, y fundadora de la Fundación Mmaakunim, una empresa social con el objetivo de educar, crear oportunidades y poner recursos a disposición de las mujeres marginadas en Ghana. 
  • El cambio climático y las desigualdades medioambientales: explorar las interrelaciones entre el cambio climático, el medio ambiente y la desigualdad han estado representados por Val Amiel Vestil, Filipinas, director ejecutivo y fundador de la Asociación de Jóvenes periodistas ambientales de Filipinas. Su proyecto insignia es Camp SEWI: Student’s Environmental Writing Initiative (Iniciativa de escritura ambiental de estudiantes), un taller de formación dirigido por jóvenes sobre periodismo ambiental.
  • Cubrir la brecha digital: gestionar la digitalización y la tecnología para un crecimiento inclusivo: Inès Tatiana Hounjo, Benín, 25 años. Experta informática africana que actualmente trabaja en Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit (GIZ) en coordinación con el Ministerio de Planificación prestando apoyo técnico y capacitación para CSO. 
  • Reducir las desigualdades: un catalizador para el crecimiento económico, la reducción de la pobreza y la garantía de que nadie se quede atrás: Rejoice Namale, Malawi, 24 años. Rejoice trabaja para fomentar la participación de jóvenes/mujeres en procesos de toma de decisiones socioeconómicas y políticas en Malawi. Fundó la Youth Arise Network para enseñar habilidades de emprendimiento y formar a más de 120 jóvenes en albañilería, instalación eléctrica, carpintería, ebanistería y pintura. Formó a más de 300 jóvenes voluntarios en el medio urbano y ha ayudado a más de 1.000 jóvenes a través de numerosas conferencias centradas en el voluntariado, las habilidades de liderazgo y el desarrollo personal.

Estos jóvenes nos hablan de que es posible erradicar la desigualdad porque ellos han sido emprendedores, se han formado  y están actuando allí donde la han percibido.

Otra lluvia intensa de esperanza.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close