ACTUALIDAD ARTÍCULOS

CAMINO SINODAL: CAMBIO DE PERSPECTIVA Y RENOVACIÓN DE LA IGLESIA

Con una misa solemne en la catedral de Frankfurt se inició el gran proceso de reforma de la Iglesia católica, llamado Camino Sinodal. En su discurso, el presidente de la conferencia episcopal, el cardenal Reinhard Marx, pidió que se entendiera este nuevo proceso como un camino de renovación, y el presidente del Comité central de los católicos, Thomas Sternberg, añadió, que se trata de un diálogo sin barreras y de una renovación de la “Casa Iglesia”.

Para ello, el 30 de enero pasado, unos 230 miembros convocados por la conferencia episcopal alemana y el comité central de los católicos alemanes (ZdK), además de otros 20 invitados de diversos países europeos y del Ecumenismo, entraron juntos en la catedral de San Bartolomeo en Frankfurt, a fin de iniciar la andadura del nuevo acontecimiento de la iglesia alemana. 

Delante del Dom, unas 100 mujeres católicas levantaban pancartas reivindicando más derechos en pro de las mujeres en la Iglesia. El ser mujer en la Iglesia es uno de los cuatro temas centrales de este diálogo de reforma.

Camino espiritual de reforma

El cardenal Marx pidió en su plática comprender este Camino sinodal como un camino espiritual de conversión. “Yo veo este camino como una invitación a todos nosotros a un cambio de perspectiva y a un aprendizaje. No hay camino espiritual de renovación sin reconocer los errores propios, las catástrofes, crisis o heridas recibidas. No hay un comienzo nuevo, ninguna evangelización nueva sin esta conversión”. Y añadió: “Nosotros confiamos en la misericordia y fidelidad de Dios. Esta convicción debe estar al comienzo del Camino Sinodal, y al de cada uno de nuestros caminos. Para esto necesitamos mucho ánimo, y este ánimo nos lo promete Dios en su misericordia, quien es más grande que todo lo demás. Su presencia nos da el elán y la fuerza para resistir toda clase de situaciones difíciles y de desafíos”.

Camino Sinodal como perspectiva de un nosotros más grande 

La alegría, como cantus firmus de los debates, de las reflexiones y oraciones, es la actitud que reclamó el jesuita P. Bernd Hagenkord, uno de los acompañantes espirituales de este camino de reforma.

Quitar escombros en este camino de alegría 

En su predicación, Hagenkord citó la Carta de san Pablo a los Filipenses (4,4-9), donde Pablo invita a “alegrarse en Dios“ y puso el foco en las resistencias interiores que se manifiestan en el contexto de este debate. “La alegría es mucho decir, cuando se comprende como actitud fundamental de los cristianos. Muchas veces algo bloquea esta alegría. Y por esto nos hemos reunido aquí, porque existen obstáculos en nosotros para esa alegría. ¿Cómo llegar pues a la alegría de la que habla el apóstol?”. 

La paz es un espacio, la alegría también 

Según el P. Hagenkord, la alegría en Dios no significa crear sentimientos postizos, o una alegría artificial, o un “comando para amar, es más bien un comando para perdonar”. Animó a comprender la alegría como una actitud básica y un espacio, en el que poder lograr este Camino Sinodal, para seguir debatiendo, hablando, discutiendo, escuchando, escribiendo, pensando y orando”. 

¡Haceos visibles, entregaos del todo! 

Hagenkord planteó que la apertura y la humildad son virtudes esenciales para este proceso, ya que “en este diálogo entre obispos y laicos se trata, en primer lugar, de abrirse mutuamente y dejar participar a la otra persona en todo aquello que nos conmueve”. Además insistió “no encerrarse, sino quedar visibles, no como táctica sino como expresión de lo que el mismo Cristo nos ha enseñado con su vida. Y sobre todo en tiempos en que la alegría no nos viene fácilmente”.

“Queremos acoger el pueblo de Dios en su pluralidad y darle una voz”, afirmó Thomas Sternberg, el presidente del Comité de los laicos alemanes. Para él, “el hecho de que la mujer participe con toda naturalidad en la sociedad, en la economía y en la política tiene que conducirnos a verdaderas reformas en la Iglesia, que nadie ni puede ignorar, ni tampoco prohibir”.

Los escándalos de abuso sexual por clérigos y monjes provocaron hace 10 años una especie de terremoto, que ha concluido en esta urgencia de empezar de nuevo. Muchos fieles de la Iglesia ya se habían desenganchado de ella, o estaban a punto de hacerlo. Obviamente esto ha constituido la gota que colmaba el vaso.

Todos unidos en la preocupación por esta Iglesia: ¡renovarla sin tregua!

“Las expectativas de este Camino Sinodal que acabamos de emprender son –a pesar de las voces escépticas– muy altas! ¡Hagamos todo lo posible para no defraudarlas! ¡Mostrémonos capaces para actuar uniendo nuestras fuerzas!”, exclamó Sternberg. 

Se trata de una asamblea que reúne a hombres y mujeres muy diversos: clérigos, obispos, diáconos, miembros de órdenes religiosas, servicios de la Iglesia, asociaciones, científicos; jóvenes y mayores, mujeres y hombres; todos los representantes de la Iglesia de este país. Y se han propuesto iniciar un proceso de revisión y reflexión en el que no dominara el rango o la pertenencia a los distintos grupos o tendencias, sino que la unión fuera, según Sternberg, “la preocupación por nuestra fe, por nuestra Iglesia. No se trata tan solo de la Iglesia: se trata de nuestra fe y de su transmisión a las siguientes generaciones. Y para esto es preciso renovar ya de una vez nuestra propia casa”.

“Caminante. No hay camino, se hace el camino al andar”

Al terminar, Sternberg citó al poeta español Antonio Machado: “El camino se hace al andar”, y concluye: “La primera etapa está ya cumplida”.

La próxima reunión sinodal tendrá lugar del 3 al 5 de septiembre de 2020 en Frankfurt/ Main. Los siguientes pasos se darán en los distintos foros preparatorios de la reunión de septiembre. También las reuniones del Plenario de la Conferencia episcopal y del Comité central de los católicos (ZdK) trabajarán durante estos meses en esta temática.(www.synodalerweg.de).

Para Karin Kortmann, vicepresidenta del Comité central, el camino sinodal “es un intento de recuperar la confianza perdida”, y añade: “En esta reunión sinodal nos encontramos en un espacio sin jerarquías, caminando juntos como pueblo de Dios. Hemos comprobado que existe una total libertad en el diálogo y una gran confianza mutua. Queremos llegar conjuntamente a un diálogo fraterno. A pesar de algunas discrepancias, se puede resumir que ha sido un comienzo esperanzador, incluso por las aportaciones online, que abrieron nuevas perspectivas”.

El vicepresidente de la conferencia episcopal alemana, Franz-Josef Bode, calificó esta primera reunión como un “taller para el futuro de la Iglesia en Alemania, una experiencia común, que ya no se puede borrar. En Frankfurt diferentes generaciones han conseguido ya un diálogo común”.

Algunas preguntas y respuestas

ν ¿Por qué un Camino Sinodal? Después de la publicación del estudio sobre el abuso sexual en menores por sacerdotes católicos, diáconos y religiosos en Alemania, y debido al terremoto provocado, se hizo patente que la Iglesia alemana necesitaba iniciar una verdadera renovación.

Y con esta convicción los obispos alemanes –apoyados por la Conferencia Episcopal y el Comité central de los católicos– decidieron en marzo de 2019, en Lingen (Emsland), convocar un Camino Sinodal para toda la Iglesia Católica alemana. Se pretendía con esto aclarar ese gran escándalo, buscar respuestas y apoyar un renovado testimonio cristiano. 

ν ¿Quiénes participan? Actualmente 230 miembros forman parte de la Reunión Sinodal, entre ellos 69 miembros de la Conferencia episcopal y 69 miembros del Comité Central de los Católicos (ZdK) –31 mujeres y 38 hombres. También participan de otros grupos como los dirigentes de las órdenes religiosas, los consejos diocesanos de los sacerdotes, las comunidades de laicos, y otros.

ν ¿Qué contenidos están planeados? Se han creado cuatro foros con estos temas: 

  • Aclaración de los casos de abuso sexual y del abuso de poder en la Iglesia,
  • Formas de vida de sacerdotes y obispos hoy, 
  • La moral sexual de la Iglesia, que, según el cardenal Marx, todavía no ha incorporado conocimientos decisivos de la teología y de las humanidades, 
  • La mujer en los servicios y cargos de la Iglesia. 

ν ¿Hay reacciones del Vaticano sobre esta novedad en la Iglesia alemana? En una carta del 29 de junio de 2010 a los cristianos católicos de Alemania, el Papa Francisco expresó ya el deseo de que se realizara este Camino Sinodal. En un escrito se dirige “al pueblo peregrinante de Alemania” animando a esta renovación de la Iglesia local, pero también recordando la necesidad de mantener la unión con la Iglesia mundial, y sin olvidar la importancia de la Evangelización.  

El Papa Francisco confiesa que está soñando con una “Iglesia sinodal”. Según él, la sinodalidad es una “dinámica de la comunidad “, que incluye a toda la Iglesia. Los sínodos de los obispos son solamente “la expresión visible“ de esta dinámica. 

El Vaticano anunció que el próximo Sínodo de los Obispos tendrá como tema: En pro de una Iglesia sinodal –Comunidad, participación y misión. Pero ¡naturalmente! no faltan voces críticas…

También se escuchan voces críticas de algunos cardenales, al plantear que este camino podría llevar a una nueva división en la iglesia. Felix Genn, el obispo de Münster (Westfalia), argumenta en contra de ese miedo: “Yo comprendo esta preocupación, pero no la comparto. Si discutimos en serio unos con otros, pero sin engañarnos y sin exigirnos lo imposible, es decir, si luchamos en el Espíritu Santo, con el que podemos contar de verdad, entonces encontraremos un camino común, que nos llevará a una gran unidad”. 

Una minoría de los obispos, entre ellos el cardenal de Colonia, Rainer Maria Woelki y el obispo de Ratisbona, Rudolf Voderholzer, han expresado asimismo que “habrá que evitar la impresión de que se trata de casi una votación parlamentaria sobre la fe”. Según ellos las decisiones incumben solamente a los obispos. 

En las diversas manifestaciones se ha mostrado una y otra vez la voluntad y la exigencia de un gran número de mujeres católicas de participar más activamente y de mil formas en la vida de la Iglesia. 

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close