EN PORTADA

AL BORDE DEL ABISMO

Merece la pena despegar nuestra atención del tema de la vacunación que inunda gran parte del espacio de nuestros informativos y leer otras noticias que nos abren la mirada frente a otras urgencias que tienen un mínimo espacio en la actualidad de cada día.

El 19 de abril, la sección de noticias ONU sobre el cambio climático y medio ambiente publicaba cómo desde hace 28 años los científicos nos advertían sobre las consecuencias de un clima cambiante y  nos alertan en el pasado 2020 del aumento  del calentamiento global así como de los desastres que le acompañan, lluvias y sequías extremas, incendios, aumento del nivel del mar, una temporada extrema de huracanes en el Caribe a los que se unen los generados por la pandemia de la Covid-19, aumento del hambre, pobreza y desplazamientos causados por el cambio climático.

Son hechos constatados en el informe anual, El Estado del Clima Global, que confirma cómo el pasado 2020 fue uno de los tres años más cálidos registrados, a pesar del enfriamiento que generó el fenómeno de La Niña. La temperatura media global de este año fue de aproximadamente 1,2 grados Celsius por encima del nivel preindustrial (1850-1900). El documento refleja cómo el cambio climático representa un riesgo para el logro de los Objetivos de Desarrollo sostenible a través de una serie de acontecimientos  que en cadena pueden agravar las desigualdades existentes. Antonio Guterres, Secretario General de Naciones Unidas describe la situación en la presentación del informe como aterradora y declara que nos encontramos al borde del abismo: “Este informe muestra que 2020 también fue otro año sin precedentes de desastres climáticos y meteorológicos extremos. La causa es clara. Cambio climático antropogénico: alteración del clima causada por actividades humanas, por decisiones y locura humana. Los efectos son desastrosos. Los datos de este informe deberían alarmarnos a todos”.

El informe se publica antes de la Cumbre virtual de líderes sobre el clima, celebrada del 22 al 23 de abril y convocada por los Estados Unidos. El presidente Joe Biden trata de reactivar los esfuerzos para reducir las emisiones de gases del efecto invernadero y cumplir con los objetivos del Acuerdo de París para mantener el aumento de la temperatura muy  por debajo de 2 grados centígrados. A este encuentro, se sumará la 26 Conferencia de las Partes de la convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático o COP 26 que se celebrará en Reino Unido a finales de 2021, COP26, un evento mundial que Guterres ha calificado como “definitivo: este informe muestra que no tenemos tiempo que perder. El clima está cambiando y los impactos ya son demasiado costosos para las personas y el planeta. Este es el año de la acción. Los países deben comprometerse con emisiones netas cero para 2050. Deben presentar, mucho antes de la COP26 en Glasgow, planes climáticos nacionales ambiciosos que recorten colectivamente las emisiones globales en un 45% en comparación con los niveles de 2010 para 2030. Y deben actuar ahora para proteger a las personas contra los efectos desastrosos del cambio climático”.

Y nos podemos preguntar cuáles son esos efectos de los que habla el informe:

ο Aumento de los principales gases de efecto invernadero, porque a pesar de que la desaceleración económica deprimió temporalmente las nuevas emisiones, apenas se pudo percibir este impacto en las concentraciones de la atmósfera.

ο  La acidificación y desoxigenación de los océanos ha continuado afectando los ecosistemas, la vida marina y la pesca, ya que el océano absorbe el 23% de las emisiones anuales del CO2 antropogénico a la atmósfera y actúa como amortiguador climático, pero, a su vez el CO2 reacciona con el agua y reduce su PH y la acidifica, y, a su vez, esta acidificación impide la absorción del CO2 de la atmósfera. También el océano absorbe más del 90 % del exceso de calor de las actividades humanas y en el 2019 se experimentó el contenido de calor más alto registrado. 

ο  Otro dato, respecto al océano es el aumento del nivel del mar, debido al mayor derretimiento de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida.

ο  Inundaciones y sequías como las que se produjeron en 2020 en gran parte de Asia y África. 

ο  Calor e incendios en los Estados Unidos, Caribe, Dominica, Granada y Puerto Rico, Australia, etc.

ο  Ciclones tropicales,  como el tifón Goni que cruzó el norte de Filipinas el 1 de noviembre con una velocidad media del viento en diez minutos de 220 Kms por hora o la tormenta Alex que pasó por Francia y Reino unido con intensas lluvias en octubre.

A estos, se unen los impactos provocados por la Covid-19,  el hambre, la pobreza, desplazamientos, más de 23,1 millones de personas cada año. Según la Organización Internacional para las Migraciones y la Agencia de la ONU para los Refugiados muchos de los desplazamientos son provocados por eventos hidrometeorológicos.

Ante esto, nos debemos de preguntar cuál es nuestra responsabilidad y cuál nuestra acción para mejorar los efectos del cambio climático: información, formación y acción comprometida en aquello pequeño o grande que podamos hacer.  Sí, la responsabilidad es un valor inexcusable, como afirma Adela Cortina en su último libro, Ética cosmopolita,  y ojalá, como ella misma pide “una ciudadanía madura, una sociedad civil vigorosa sea capaz de pensar y querer por sí misma (…) consciente de que en esta crisis (…) será posible responder con altura humana desde la construcción de un nosotros incluyente” con el diseño de una ética del cuidado, como actitud ética ante los seres humanos y ante la Tierra a la que hemos hecho vulnerable.

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close