LA UNIDAD DE UN PAÍS NO SE CONSIGUE CON VARITA MÁGICA NI TAMPOCO POR DECRETO LEY

Después de unas semanas –más bien décadas– de división y una polarización que llegó a convertirse en una expresión violenta y en una fortificación militar de toda una ciudad, en Estados Unidos en la mañana del 21 de enero se escucharon palabras de esperanza y sueños de un tiempo mejor… Alguien dijo, “un nuevo amanecer”… Y se habló de sueños y se nombró a la joven poetisa que habló de realizar el sueño, de ser el sueño…. La figura de Biden casi elevada a la de mesías. ¿Así de fácil? 

LA SENSIBILIDAD AL DOLOR DE EMMANUEL MOURNIER

En meses pasados entre alarma e incertidumbre, cuando llegaban noticias de fallecimientos de gentes queridas, volví a ojear un pequeño libro, Cartas desde el dolor (Ediciones Encuentro, 1995), que recoge la extraordinaria  sensibilidad de Emmanuel Mounier, un  pensador conocido más que nada por su aportación a la filosofía de la persona.

AFGANISTÁN, LA GUERRA ENQUISTADA

Nos encontramos con Jorge Melgarejo, corresponsal de guerra. Tiene una larga trayectoria y es un viajero incansable por el mundo. Ha trabajado como corresponsal de la Agencia EFE, Cadena Ser, Cambio 16, Radio Vaticana y Diario 16, y tiene en su haber grandes  reportajes y entrevistas a políticos y destacados protagonistas en Ruanda, Burundi, Bosnia, Irán, Irak, Oriente Medio, Sudán, etc.,  pero hoy llega  hasta las  páginas de Crítica porque acaba de publicar su libro Afganistán, la guerra enquistada. 

ATOCHA, MONUMENTO DE VIDA

No ha habido ni una vez que haya pasado por ese monumento de piedra en el abrazo sin pensar que estan vivos. Es imposible, o a mí me ha resultado imposible creer que ese bloque de roca en Antón Martín, emergiendo con fuerza de irrupción granítica, es sólo un monumento inspirado en el cuadro famoso de Juan Genovés, El abrazo, ese mismo lienzo que representó la Transición y había sido pintado y concebido pensando en la amnistía. Amnistía, libertad.

NECESITAMOS LA LUZ

Teníamos toda la esperanza puesta la noche de fin de año en el término de un 2020 doloroso y pandémico, y saludamos el nacimiento de un 2021 con la esperanza y confianza puesta en la luz que se aventuraba a través de un largo túnel de pandemia, paro, violencia y que se vestía de una maravillosa palabra que estimábamos fuera remedio de alguno de nuestros problemas, vacuna. Si la palabra del pasado año fue confinamiento para la Fundación del Español Urgente (Fundéu) y la Real Academia Española (RAE), es probable que la del 2021 sea vacuna o vacunación. 

“TRABAJO SIEMPRE CON UN OBJETIVO: MEJORAR COMO JUGADOR Y COMO PERSONA”

La figura de Rafa Nadal nos sale continuamente al encuentro en las pantallas o en las imágenes de los medios. Sus éxitos deportivos se hacen nuestros éxitos y su figura en la cancha de tenis nos devuelve la alegría y la esperanza debilitada en este complejo tiempo de la pandemia que todavía nos envuelve, pero si estos hechos  nos ayudan, hay otros hechos que nos revelan su carácter solidario y que nos hablan de los valores humanos que lo constituyen y que permiten intuir un futuro mejor, porque el futuro se construye a través de la educación y Rafael Nadal ha unido en su acción solidaria dos ejes fundamentales para el desarrollo armónico de niños y adolescentes: educación y deporte, a través de la fundación creada por él y que cuenta con doce años de existencia.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más Información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close